Selecciona una palabra y presiona la tecla d para obtener su definición.
 

871

QUINTANA: Noticia, BAE, t. XIX pág. 119a.

 

872

COLFORD, obra cit., pág. 129.

 

873

Antonio Rodríguez Moñino es el único crítico que conoce esta oda, de la que posee un ejemplar y que menciona en las Poesías inéditas de D. J. M. V., obra cit., pág. 15.

 

874

«El Rey quiere se hallen los Consejeros de Estado mañana jueves 19 del corriente a las 9 de la mañana en su Real Cámara para acompañarle a los oficios divinos, que se han de celebrar en la catedral de esta ciudad y que igualmente se hallen en la misma Real Cámara a las tres de la tarde» (AGP, legajo 4749 (o núm. 40 del Intruso), circular de Vicente González Arnao, Sevilla, 18 de abril de 1810). Meléndez no había partido. con el rey; se reunió con él a comienzos de abril, entre Granada y Andújar, «con el gran refuerzo de empleados que conducía Cabarrús» (LA FOREST: Correspondance, t. III, págs. 179 y 315).

 

875

La discusión que sigue nos obliga a reproducir íntegramente este artículo.

 

876

Gaceta de Madrid, 3 de mayo de 1810, pág. 516.

 

877

Encontramos estos temas en la epístola IV: A un ministro sobre la beneficencia (BAE, t. LXIII, págs. 202-203), y principalmente:


Mi tierno pecho a resistir no alcanza
tan grata tentación; él fue formado
para amar y hacer bien, y una corona
tiene en menos que hacer un beneficio,

o también [se trata de Jovellanos]:


...y él me decía, que una lágrima es más sobre las penas
Del infeliz vertida, que oro y mando...

(Epístola VII a Jovellanos, pág. 210a)                


 

878

General JOMINI: Guerre d'Espagne, pág. 141.

 

879

MIOT DE MÉLITO: Mémoires, t. III, pág. 152.

 

880

GENERAL BIGARRÉ: Mémoires, obra cit., pág. 266.